Vértigo, mareo e inestabilidad

Los vértigos, mareos e inestabilidades, están provocados casi en su totalidad, por una alteración o disfunción del sistema Vestibular que se encuentra ubicado en el oído interno. Prácticamente nunca se originan por un problema en las cervicales (como se dice en muchas ocasiones).

El tratamiento se basa en la importancia de poder realizar un diagnóstico muy preciso, basado en la clínica del paciente (como describe el mareo, o vértigo o inestabilidad) y la exploración con los diferentes instrumentos para el diagnóstico (sillón rotatorio, videonistagnoscopio,..).

Dependiendo del vértigo, mareo o inestabilidad, el tratamiento variará en duración y eficacia.

Uno de los vértigos más frecuentes es el VPPB (Vértigo Posicional Paroxístico Benigno): en este caso y con un buen diagnóstico, se puede solucionar en una sola visita, quitándole al paciente esa sensación de que “el mundo se le va de los pies”, incluso llegando a provocar náuseas y vómitos.

Otro tipo de patologías, como el síndrome de Ménière o la neuritis del nervio vestibular, ocasionan otro tipo de mareo o vértigo de más larga duración y precisan un tratamiento más largo, ya que la evolución de la patología es más lenta que un vértigo posicional.

Los vértigos, mareos e inestabilidades, están provocados casi en su totalidad, por una alteración o disfunción del sistema Vestibular que se encuentra ubicado en el oído interno. Prácticamente nunca se originan por un problema en las cervicales
TRATAMIENTO

1 sesión/semana fase aguda
Disminuyendo periodicidad según mejoría.

REQUIERE PRUEBAS

Sí, en mi consulta.

TIENE CURA

Casi siempre.

Pide hora