Dolor por hernia discal

Una hernia discal es la rotura del disco que está entre dos vértebras. Al romperse, se hernia y puede -o no- comprimir alguna estructura o tejido (como la médula espinal o alguna raíz nerviosa), produciendo diferentes síntomas.

Por tanto, pueden producir dolor o alteraciones, sensitivas o motoras, o no. Quiero decir que una hernia discal se puede tener sin que se note ningún síntoma. También puede producir diferentes sintomatologías como dolor, hormigueos (alteraciones de la sensibilidad), o puede alterar los reflejos o reducir la fuerza de la musculatura afectada, produciendo alteraciones motoras.

Con el tratamiento, intentaremos descomprimir y relajar toda la zona donde está localizada la hernia discal, para que así la hernia no protuya tanto. El objetivo es descomprimir las estructuras que producen la sintomatología.

Son tratamientos de larga duración ya que el dolor neuropático (el que afecta al nervio) es un dolor que se instaura más y resulta más lento a la hora de que remita, pudiéndose alargar a varias semanas y a razón de una sesión semanal.

Los pacientes con hernia discal y sintomatología aguda acostumbran a venir por recomendación de un médico especialista que, aparte de dar una medicación y/o tratamiento para este tipo de patologías, confían en profesionales como yo como parte indispensable en el tratamiento de estas patologías.

No puidor!
TRATAMIENTO

1 sesión/semana en fase aguda.
1 sesión/2-3 meses en fase crónica y/o preventiva

REQUIERE PRUEBAS

Resonancia magnética

TIENE CURA

El dolor, sí

Pide hora