Tortícolis del adulto y congénita (del bebé), latigazo cervical y Cefalea tensional

El tortícolis por definición es un dolor agudo en la región cervical, que produce un bloqueo prácticamente total de la movilidad del cuello y provocando una deformidad de la región cervical. La deformidad es una posición que adopta el cuello como posición antiálgica. En el adulto el tortícolis puede venir por un accidente (latigazo cervical), por un mal gesto, golpe de aire o fatiga muscular.

En el bebé puede producirse a la hora del parto al producirse un movimiento forzado en el alumbramiento, o porque el bebé ha adoptado una postura dentro del vientre materno, inmovilizando la región cervical en mala postura durante un largo periodo. En los bebés es característica la gran contractura y acortamiento en el músculo esternocleidomastoideo, llegando a formarse un pequeño nódulo en el vientre muscular. Si no se trata de forma precoz puede llegar a deformar la cara y el cráneo del bebé. Cuanto antes se trate, antes remitirán los síntomas y más simétrica será la cabeza del bebé.

TRATAMIENTO

2 sesiones/semana en fase aguda.
Disminuyendo periodicidad según mejoría.

REQUIERE PRUEBAS

No

TIENE CURA

Pide hora

En adultos el tratamiento más precoz será el más efectivo, y se basará en relajar la zona contraída y en manipular sin hacer daño al paciente para poder inhibir la contractura que se ha producido y así recuperar la movilidad de la región cervical.

En algunas ocasiones la cervicalgia de larga evolución pueden producir dolor de cabeza, llamadas cefaleas tensionales. Tratando las cervicales, remitirán por sí solas las cefaleas o el dolor de cabeza.