Disfunción de la articulación temporomandibular

La disfunción temporomandibular es un mal funcionamiento de la articulación entre la mandíbula y el hueso temporal. Puede tener un origen estructural o de morfología, ser causado por un traumatismo, por una fatiga o contractura muscular.

En raras ocasiones tiene un origen emocional (mandíbulas que se quedan bloqueadas sin origen traumático aparente como un golpe).

Otro tipo de alteraciones son las alteraciones de la mordida y/o los bruxistas o apretadores. Éstas son tratadas por los odontólogos y en muchas ocasiones en colaboración con la fisioterapia y osteopatía. El tratamiento acostumbra a ir de la mano con los odontólogos.

El tratamiento manual se basará en relajar la musculatura de la mandíbula que lo precise, en dar la movilidad adecuada a la mandíbula y de la forma más simétrica posible.

TRATAMIENTO

Puntual. 1 sesión/semana en fase aguda.

REQUIERE PRUEBAS

No

TIENE CURA

Pide hora

Es conveniente seguir unas pautas de ejercicios de mandíbula así como evitar según qué alimentos que puedan sobrecargar la musculatura o favorecer la disfunción articular.

El tratamiento normalmente es de corta duración y a razón de una o dos visitas semanales dependiendo de las molestias o la dificultad en poder abrir la boca.