Distinguir la lumbalgia de otras dolencias

Edu Sánchez Villavecchia explica cómo distinguir el dolor lumbar de otras patologías y dolencias.

¿Padeces estos síntomas?

PIDE HORA EN UNA DE MIS CONSULTAS
pide hora

Tratamiento de la lumbalgia desde la fisioterapia

El tratamiento más habitual realizado por el especialista en Fisioterapia es la aplicación de electro termoterapia y ejercicios para disminuir la contractura y el dolor.

Normalmente suelen aplicarse tratamientos más largos y menos efectivos. En cambio, si se aplica un tratamiento basado en la terapia manual con técnicas de Osteopatía el resultado será mucho más efectivo y en un espacio de tiempo más corto, con menos sesiones. El resultado será más eficaz, ya que el tratamiento se basa en actuar sobre los factores que pueden desencadenar la lumbalgia en lugar de solo actuar sobre la sintomatología. Así los resultados serán más favorables, ya que la lumbalgia puede aparecer o desaparecer en muy pocas visitas y/o pocos días.

Tipos de lumbalgias y por qué se producen

Las lumbalgias más frecuentes son las denominadas mecánicas, que normalmente las desencadenan un mal gesto o por el hecho de levantar un peso de forma brusca. Asimismo, pueden también producirse por una sobrecarga muscular después de un largo periodo realizando alguna actividad física en mala posición para la columna.

Las lumbalgias pueden tratarse con éxito con técnicas de Fisioterapia.

Además de estas también hay lumbalgias que se producen por motivos degenerativos de la propia columna lumbar y también aquellas producidas por lesiones de los discos intervertebrales o por estrechamiento o estenosis de canal, por donde pasan las raíces nerviosas o la médula espinal.

Puede haber otros tipos de lumbalgias por motivos inespecíficos o menos frecuentes, como son aquellas de origen visceral y que sufren algunas mujeres durante el periodo, por ejemplo.